Un grupo de sajeños fueron estableciendo contactos viajando por los pueblos en donde Miguel Villar ejerció como director antes de llegar a Sax. Tavernes de la Valldigna fue uno de estos lugares y allí fue en donde Manoli Aracil y Alberto Ochoa se encontraron con la familia Mazarrota.

Daniel Mazarrota fue el primer alumno que tuvo Miguel Villar, un alumno privilegiado al cual le cogió un gran aprecio y al que con el tiempo le dedicó un pasodoble.El nombre de este pasodoble es “Mazarrota”, el cual, la Sociedad Instructiva Musical de Tavernes de la Valldigna tiene enmarcado en su local social, ya que él mismo quiso que allí se conservará.

Como ya hemos dicho, todo fue un cúmulo de casualidades, pues en las fechas en que Manoli y Alberto viajaron hasta Tavernes, Daniel (hijo de este personaje y profesional en la Banda Municipal de Pamplona) se encontraba de vacaciones en su pueblo y pudieron establecer contacto con él y con sus hermanas, las cuales aportaron documentación de cartas en las que su padre nombraba a su gran profesor Miguel Villar.También en Tavernes pudieron conocer al músico más veterano que todavía pertenecía a la agrupación musical cuando Miguel Villar ejerció como director. Él mismo nos contó mucho sobre la persona de Villar, anécdotas y hechos muy interesantes.

Nos relata Manoli Aracil que este viaje dio lugar a otros hechos como el obtener contacto con otras personas como músicos de Puerto de Sagunto, ciudad natal de Miguel Villar.

Hasta allí se trasladaron este verano en donde se encontraron con otro hecho. Miguel Villar tenía una única hermana a la que dedicó una Polka y que por circunstancias personales, la familia no tenía. Los sajeños se la hicieron llegar gracias a que la composición se encontraba en el legado de Sax.Agradecemos a todas estas personas que tan amablemente nos recibieron, al presidente y a los músicos de la Sociedad Instructiva Musical de Tavernes de Valldigna, a la familia Mazarrota y a la familia y amigos de Miguel Villar de Puerto de Sagunto. Contactos e investigaciones de este tipo son las que engrandecen y hacen más extensa la historia sajeña.