Entre los días 5 y 10 de enero se celebran en la provincia manchega de Cuenca, en Valverde de Júcar, unas festividades de Moros y Cristianos dedicadas al Santo Niño. Estas festividades tienen como elemento central la imagen del Niño que tiene la peculiaridad de ir todo el año vestido de blanco y en las fiestas de la población se le cambia por una vestimenta con aires muy semejantes a la comparsa de Cristianos de Sax.

Valverde del Jucar

El pasado día 8 de enero acudió a esta población conquense una representación de las fiestas de Moros y Cristianos de Sax, José Francisco Girona y el embajador honorífico de la Comparsa de Moros Juan Gil Navarro, “Chanele”, con la intención de disfrutar de estas festividades y los hechos, además de dar a conocer tanto nuestras fiestas como las embajadas. Fueron invitados por uno de los personajes más destacados dentro de los hechos, el General de la Compañía de Moros, José Luis Salcedo Saera, además de por el alcalde de la población, Álvaro Cárcamo López.

Valverde del Jucar

Los Hechos se pueden asimilar a las embajadas que se realizan en nuestras poblaciones, pero en Valverde de Júcar se configuran en tres actos o encuentros. En el primero de ellos los Cristianos salen derrotados y se apoderan del Santo Niño, mientras que en el segundo encuentro ganan los Cristianos y recuperan la Imagen, y ya en el tercer encuentro el Moro se convierte al cristianismo.