La Villa de Sax, venera desde el año 1627 el amor por San Blas, cuando los sajeños dieron sus votos al Patrón y la voluntad de celebrar “Desde ahora y para siempre” la festividad en los primeros días de febrero para demostrar su devoción y agradecimiento por haberles liberado de una epidemia de “garrotillo” y por el que se realizan nuestras Fiestas de Moros y Cristianos del 1 al 5 de febrero y que recrean de manera festiva el enfrentamiento histórico entre ambas culturas. Disfrute de unos festejos únicos, en los que participan miles de personas, año tras año, intentando superarse en brillo y esplendor.Las fiestas de Moros y Cristianos poseen una gran tradición y son muy antiguas, y se celebran para conmemoran, recreando de una manera festiva, el enfrentamiento que hubo entre las tropas musulmanas y cristianas durante el siglo XIII(13) por el dominio del territorio de España. En Sax las realizamos en honor a San Blas.

El principio de las fiestas es un verdadero espectáculo al que merece la pena asistir, la tradición manda que la entrada de bandas de cada una de las comparsas de llevase a cabo desde el puente Picayo, y así cada una de ellas recogían a las bandas oficiales. Aunque ahora mismo para la Mayordomía de Sn Blas, el acto nos lo hacían constar en los horarios comenzando a las 10:45 horas desde el Colegio Nuestra Señora del Carmen, hasta la Plaza de la Constitución donde se celebraba la fiesta del pasodoble y el comienzo de nuestras fiestas.  Ya por la tarde a las 16:45 horas dio comienzo la triunfal entrada con la apertura de la representación de la mujer sajeña con las damas y reinas de fiestas, seguida de los dos ejércitos que tomaban la Villa. Las calles, los balcones y las ventanas, se llenaban de gente preparada para no perderse ni un solo detalle, al son de la música y con toda majestuosidad, las distintas agrupaciones que forman el bando cristiano y el bando moro fueron desfilando, arropando a sus preciosas capitanías, siendo uno de los actos más brillantes y multitudinarios, que se conocen en la Villa. Este año se realizaba esta entrada que cumplía su centenario, ya que comenzó en 1919. No se llevó a cabo ninguna celebración por la parte institucional, algo que ha molestado a los miles de festeros que salimos en la estrecha calle Mayor, hasta adentrase en las calles céntricas de la Villa.Por la noche la Retreta formaba parte del programa de actos, realizándose desde la Plaza d la Constitución, donde cada una de las bandas oficiales de las Comparsas interpretaba el pasodoble a pie parado, continuando con la alegre retreta por las calles del casco antiguo y el siempre respetado saludo al santo, unos de los actos más emotivos de nuestras fiestas.

Otra parte de la celebración la constituyen las ceremonias religiosas que se realizan en honor a la Virgen de la Candelaria y a San Blas a quien se tiene muchísima devoción tanto de los sajeños y sajeñas como de los numerosos visitantes. Por ello como cada año el día 2 de febrero, llegaba el día en que Sax se impregnaba de olor a pólvora, en la procesión de la Candelaria, que desde la Plaza del Ayuntamiento y con disparos de arcabuces, daba comienzo siguiendo el orden y horario de Bandera establecido, comenzaron el recorrido la comparsa de Cristianos, seguida de Garibaldinos, Alagoneses, Caballeros de Cardona, Árabes Emires, Turcos, Marruecos, Moros y nuestras Damas y Reinas que desfilaban junto a la imagen de la Candelaria, al ritmo de la Banda oficial de la Comparsa de Moros. Ya por la tarde otro de los actos con más tradición de las fiestas, la Bajada del Santo, con disparos de arcabucería y dando mucha importancia a la figura del paje.Sin embargo, en esta fiesta todavía nos esperaban momentos muy emocionantes, como las espectaculares embajadas en el castillo, en las que cada bando mostraba su texto intentando convencer al otro para que se rinda. El parlamento negociador después de dos embajadas terminaría con la victoria de los cristianos.

Han sido 5 días de fiesta, llenos de alegría, color y fastuosidad, una celebración espectacular y deslumbrante. Que les han mostrado las televisiones, y medios de comunicación, a los que empresas, comercios y la misma Mayordomía de San Blas, han ayudado contratando publicidad y que solo saldra en estos días.