El pasado lunes 19 de agosto tres representantes de la Mayordomía de San Blas, se desplazaban a Onteniente para participar en la reunión en la que se denunciaba las graves consecuencias del alto precio de la pólvora que se utiliza para los actos de arcabucería, “el precio de la pólvora ha subido a casi 50 euros, una barbaridad que dejaría a nuestras fiestas sin disparos” son palabras del presidente de la Mayordomía de San Blas, José Vicente Vaquer, quien ha matizado “con precios así no hay disparos, y si no hay disparos, las Fiestas de Sax, que son nuestro principal patrimonio cultural, desaparecen“.Los asistentes a la cita representantes de entidades festeras de Moros y Cristianos pertenecientes a 18 poblaciones de Alicante, Murcia, Valencia, Cuenca y Albacete, donde estuvieron presentes desde Sax, Gumer Gutiérrez, Antonio Fernández-Luna y José Vicente Vaquer, han querido remarcar que de no mediar una solución urgente, las consecuencias económicas y sociales en nuestras localidades serán desastrosas, al tiempo que llaman la atención sobre la relevancia del patrimonio amenazado y el desgarro de consecuencias imprevisibles que semejante pérdida supondría para las poblaciones afectadas.El origen de la actual situación, se encuentra en las decisiones de la única empresa a la que se le puede adquirir la pólvora, que en apenas diez años ha incrementado el precio en más de un 300%, “esto no hubiese sucedido si en lugar de adquirir la pólvora a una sola empresa hubiéramos tenido la oportunidad de dirigirnos a proveedores alternativos“, afirma el presidente de la Mayordomía de San Blas.Por lo que se pide que se restaure el precio de venta del explosivo a la cantidad inicialmente prevista, en torno a los 32 euros, en lugar de los 48 que se solicitan en la actualidad. También exigen a las autoridades ministeriales que se arbitren las medidas necesarias para hacer posible la concurrencia real y efectiva de un número suficiente de proveedores y que, con carácter urgente, se habiliten soluciones en este sentido.