Este nuevo plan está subvencionado el 80 % por parte de la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural, con una ayuda económica de 8.712,00 euros.

El nuevo plan de prevención de incendios forestales que se ha instaurado Sax, desde el pasado mes de diciembre de 2018, es la herramienta necesaria para, conocer y cuantificar la dimensión del problema que supone un incendio forestal. Conocer las causas y factores que afectan al riesgo, territorial y temporalmente. Diseñar acciones preventivas, antes de que se produzca el incendio. Minimizar el número de incendios producidos por la actividad humana y los daños derivados de un incendio forestal.

Una vez analizada la realidad socioambiental del municipio, e identificado las zonas de mayor riesgo de incendio forestal, el Plan ha descrito y presupuestado un total de 50 medidas de actuación, con un coste total de aproximadamente 600.000 euros, a implantar a lo largo de 10 años.

Entre las medidas previstas por el Plan se encuentran actuaciones de divulgación, concienciación y formación; colaboración con Administraciones Públicas y propietarios privados; mejora de infraestructuras y gestión de la masa forestal; vigilancia preventiva y disuasoria; mejora y mantenimiento de la red viaria; apertura y mantenimiento de áreas cortafuego y franjas de seguridad; así como actuaciones sobre la red hídrica.