En primer lugar dar la enhorabuena a Laura Estevan, nueva Alcaldesa-Presidenta de la Corporación de Sax y al grupo Popular.

El Pleno de Investidura dio lugar a varios interrogantes en cuanto a las votaciones que se produjeron. El Partido Popular votó a su cabeza de lista, el PSOE, voto al suyo, y la Agrupación Electoral 03630 obtuvo un voto, hubieron tres abstenciones, dos de concejales de Sax Importa, y otra del segundo concejal de 03630.

Antes de nada, y aunque en principio pase inadvertido, hay que reseñar que en una agrupación electoral que es de reciente creación, que la número dos de la lista no vote al número uno deja muchos interrogantes. ¿Hay discrepancias entre los dos? ¿Hay discrepancias muy de fondo entre todos los militantes que la forman para que, en la primera votación que realizan, cada uno de ellos vaya por un lado? La sensación que transmite este hecho es que no se trata de libertad de voto, sino de un enfrentamiento soterrado que la organización trata de que no se haga público.

Al partido político que, a partir de hoy, ostentará el gobierno del municipio hay que recordarle que, en política, el primer día de legislatura no es el año cero. No hay muros de ladrillo que separen el día que acaba una legislatura y el día que comienza otra, es una sucesión que recoge los logros de la anterior y los que se consigan en la que empieza.

Ha habido un cambio en el ayuntamiento en el que las metas, la ideología y los proyectos van a ser diferentes, intentando el nuevo gobierno aplicar sus programas. Pero, para que esto suceda, no hay que quedarse con la idea del día uno, año cero. Lo que se consigue en una nueva legislatura depende mucho de lo que en otra anterior se ha hecho, se tenía encaminado o estaba a punto de lograrse.

Una de las premisas fundamentales es lograr hacer un presupuesto sin tener que provisionar partidas presupuestarias para deuda y, en este aspecto, la situación en la que se va a encontrar la nueva corporación es privilegiada. Van a poder aplicar a proyectos para el municipio casi la totalidad del capítulo de ingresos. A final de este ejercicio la deuda neta del Ayuntamiento serían veinte mil euros.

El PGOU,(Plan General de Ordenación Urbana),absolutamente necesario para la vertebración territorial de municipio, la instalación de nuevas industrias y el desarrollo de zonas de equipamiento, está en fase de alegaciones, con el trabajo administrativo que conlleva en fase muy avanzada.

El arreglo de calles está tramitado y a la espera de que la Diputación comience a ejecutar las obras, otra cosa es la demora, intencionada o no, del organismo provincial para iniciar las obras.

Esperemos que, al coincidir ahora en el poder municipal y provincial el mismo partido, se solucione pronto y se pongan menos impedimentos que al anterior equipo de gobierno.

El arreglo del Colegio Cervantes, a través del Plan Edificant, tiene el visto bueno y aprobación de la Generalitat para comenzar las obras. La tramitación de este proyecto ha llevado meses de trabajo y, al final, se ha conseguido encauzar y dejar unas condiciones seguras y dignas para el alumnado y el profesorado del centro.

Esperamos que el nuevo equipo de gobierno lleve a buen término lo iniciado por la anterior Corporación y, a su vez, inicie proyectos nuevos e ilusionantes para la población, que se puedan materializar durante esta legislatura o siguientes, porque en política no hay año cero, solo existe la continuidad en el trabajo.

Nuestros mejores deseos para que la nueva Corporación pueda desarrollar su trabajo, con ilusión, esfuerzo y ganas.