Aunque la celebración oficial de este día se llevó a cabo el sábado 16 de noviembre a nivel mundial, la comunidad educativa del colegio Cervantes, lo adelanto para junto a los alumnos, docentes y profesionales, dar a conocer a la sociedad sajeña que el centro educativo es tolerante.El propósito que se persigue con este acto es sin duda “establecer un compromiso en la sociedad para fomentar el respeto entre las distintas culturas y pueblos. La educación es la pieza clave para luchar contra la desigualdad, la violencia o contra la marginalización”.Los alumnos del centro educativo decoraban las clases con una palabra frase o texto, dependiendo de la edad que está relacionado con la tolerancia. Después, con todos los trabajos unidos se dio forma a un mural.La comisión de maestros de esta celebración iniciaba el acto y seguidamente dos niños de cada clase explicaban el trabajo elaborado en clase y ponían un ejemplo de tolerancia de cada uno de ellos en la vida diaria. Cada vez que una clase terminaba su explicación o exposición el resto de compañeros los animaban con pompones de colores que significan que en la vida hay muchos colores y todos son igual de importantes.El acto finalizó con la canción de Carlos Baute: “Intenta respetar“.