Fue en 1627 cuando los sajeños prometieron en votos solemnes celebrar la festividad del día de San Blas, patrón de Sax, para dar muestras de su devoción. Algo que alegro, a la comunidad musulmana que residía en Sax, eso si ya convertidos al cristianismo, que celebraban desde el año 1610, la festividad de la Virgen del Rosario, el 2 de febrero en procesión enclaustrada, por dentro del templo parroquial. Desde entonces, los Moros y Cristianos en honor de San Blas, rememorando la reconquista de Sax por las tropas de Jaime I en 1239, se han convertido en las fiestas más importantes y conocidas de la localidad, junto al Santo Patrón San Blas la Virgen de la Candelaria, que se sigue celebrando el día 2 heredera de aquella tradición que data del año 1610, (la virgen que porta el rosario)En su origen, esta festividad no fue más que una función religiosa en la iglesia y una serie de disparos de arcabuz en honor al santo. A lo largo del pasado siglo, esta celebración fue evolucionando, ya en 1919 comenzaba la entrada desde el puente picayo, dejando la entrada de banda para la mañana, en ese momento 4 días en nuestras fiestas (del 1 al 4 de febrero) y desde 1942 dura cinco días (del 1 al 5 de febrero). La formación de comparsas se fue sucediendo desde finales del XIX, tras la aparición de las de Moros y Cristianos, las más antiguas y las que dan nombre a las fiestas. La más joven, los Caballeros de Cardona, se creó en 1989, uniéndose a las comparsas Marruecos año 1867, Garibaldinos, creada en el año1874, Turcos fundada en el año 1920, Alagoneses fundada en el año 1970 y Árabes Emires fundada en el año 1973.Una fiesta de las más singulares que se hacen en España y que son el fiel reflejo del pasado histórico de estas tierras del Levante, donde los moros se instalaron durante tanto tiempo y que tantas huellas han dejado en el paisaje humano y natural. Rememoran hechos históricos de cada lugar, contiendas entre caudillos de uno y otro bando, que el tiempo ha convertido en legendarias.

Lo bueno es que aunque haya vencedores y vencidos, no hay buenos y malos, pues tanto importan las comparsas de uno como del otro bando. Las arcaicas rivalidades son revividas en una catarsis de vestimentas, desfiles, música y teatro. Las comparsas rivalizan con sus trajes, sus armas que usan como banderines, lanzas o espingardas y en sus modos de desfilar siempre a la forma tradicional, con el saltico.

En estas fiestas, la música es muy importante. Hay que tener en cuenta que nos encontramos en la comunidad Valenciana, tierra musical como pocas, donde cada localidad, por pequeña que sea, dispone de su propia banda cuando no de varias, cada una con su escuela de música. Y no son bandas de tres al cuarto, sino verdaderas agrupaciones de músicos con estudios y mucho ensayo, lo que explica que en las orquestas del mundo haya tantos instrumentistas de viento de procedencia valenciana.En Sax tres formaciones musicales, la Unión Musical y Artística de Sax, la Sociedad Instructiva Sones de Sax y la Colla Los Amigos.

El antecedente de estos actos culturales lo encontramos en la soldadesca o simulaciones de combate entre grupos de milicias de distinto bando donde los ciudadanos, disfrazados de soldados, combatían por las calles usando arcabuces y pólvora real. Éste será el inicio de una fiesta que irá evolucionando con el paso del tiempo. Fiesta que generará su propia música, conocida como la música festera o música de Moros y Cristianos y cuyo origen reside aquí.