Una nota de prensa con innumerables imprecisiones se publicó, bajo el paraguas de la Conselleria de Educación.

A diferencia de otros medios, desde el periódico Información no nos han llamado en ningún momento para contrastar la noticia.

Desde el Equipo de Gobierno queremos tratar de aclarar a la población las dos líneas de actuación que se están siguiendo para llevar a cabo las obras en el colegio Cervantes.

Una de estas líneas es la aprobación de la adhesión al Plan Edificant. Esto supone que la Conselleria transfiere el dinero y las competencias al Ayuntamiento de Sax para que sea éste el que ejecute las obras del colegio. Nos sorprende el dato de la Conselleria, 800.000 euros redondos, ya que son realmente 1.097.508,30 euros, que han sido aprobados por ellos mismos, lo que nos hace poner en cuestión la veracidad de los datos referidos a la fuente de la noticia.

Este proceso supone dos fases, la primera la solicitud de esa adhesión. La segunda el compromiso de ejecutar por parte del Ayuntamiento las obras y la transferencia de competencias desde la Conselleria al Ayuntamiento.

La otra línea es la forma de contratar y realizar las obras de un colegio público. Este proceso necesita de la realización de unos Pliegos de Contratación de carácter técnico y jurídico, y para llevar a cabo estos pliegos es necesario un Proyecto Técnico, el cual se está redactando desde la Conselleria de Educación.

El citado Proyecto Técnico es la actuación básica e imprescindible para el inicio de la contratación de las obras, y a día de hoy todavía no está acabado ni entregado al Ayuntamiento por parte de la Dirección Territorial. Sin esto, es absolutamente imposible sacar a concurso las obras del colegio Cervantes, por tanto este Ayuntamiento no puede más que reclamar insistentemente a la Conselleria la conclusión de este Proyecto Técnico, pero sin él no podemos contratar las obras del colegio.

Esta cuestión se ha explicado a distintos actores de la ciudadanía sajeña en múltiples ocasiones, sin embargo ciertas informaciones sesgadas e imprecisas continúan creando desconfianza y confusión en la población.

Desde este gobierno sabemos que las obras se han dilatado mucho y no estamos conformes con ello. Por eso hemos estado insistentemente reclamando el Proyecto Técnico a la Conselleria.

Debemos dejar claro que no se trata de pasarse la pelota de una Institución a otra sino de aclarar la actual situación de las obras del Cervantes a la ciudadanía. El Ayuntamiento es el primer interesado en que las obras se lleven a cabo y no dejaremos de hacer todo lo que esté en nuestra mano para conseguirlo.