Según los datos publicados por el servicio valenciano de empleo (LABORA) en Sax el mes de mayo finaliza con 842 parados registrados, una cifra que supone una disminución de 12 personas. A pesar de estos datos positivo seguimos pensando que nos encontramos en un mercado frágil y muy estacional, dependiendo del momento en que nos encontremos varia notoriamente el número de desempleados, así como la precariedad a la hora de contratar ya que hay un abuso constante en la contratación temporal parcial sobre los contratos indefinidos.

En este mes de mayo desciende el desempleo femenino en 14 desempleadas y sube el desempleo masculino en 2 parados. A pesar de la bajada del desempleo en 12 personas, el desempleo femenino con 540 desempleadas sigue siendo más elevado que el masculino con 302 parados, con estos datos se pone de manifiesto la brecha laboral que sigue habiendo entre hombres y mujeres.

Por sectores más afectados por el paro, son en servicios 408, industria 291, sin actividad económica 81, construcción 34 y agricultura 28, sumando 842 los desempleados, entre los que 511 son mayores de 45 años, (176 hombres y 335 mujeres) 273 de edades entre 26 y 44 años, (94 hombres y 179 mujeres) y los menores de 26 años completan con 58 el número total de desempleados, (32 hombres y 26 mujeres). Tanto por sectores, y edades el desempleo femenino es superior al masculino, en las distintas franjas, de los mayores de 45 años, mayores de 26, menos en los menores de 26, que el femenino es inferior.

A pesar que los datos publicados por el Servicio Valenciano de Empleo (LABORA) que han sido positivos en la evolución del desempleo, seguimos con empleos precarios y temporales marcados por el estacionamiento, con un inicio de campañas en actividades como la de servicios e industria. La recuperación económica para todas las personas debe estar marcada por la mejora de las rentas salariales, más empleo de calidad combatir el paro de larga duración y la precariedad laboral objetivos prioritarios de las políticas económicas. Por todo ello insistimos en que la mejora de la protección por desempleo, de la calidad en el empleo y de las rentas del trabajo son cosas vitales para la recuperación de las principales variables de nuestra economía.