La tarde del pasado día 9 de noviembre, se denunció la sustracción de un turismo, en las inmediaciones de una vivienda sita en el camino Carril, de la localidad de Aspe. Tan solo unos minutos después de la comisión de este robo, se produjo un atraco con arma blanca en el interior de un supermercado de Monforte del Cid.

El autor del mismo, golpeó a una de las cajeras del establecimiento y le amenazó, colocando el cuchillo en el costado de la mujer. Finalmente, el atracador consiguió sustraer más de 500 euros en efectivo, huyendo rápidamente del lugar a bordo de un turismo que coincidía, según los detalles aportados por los trabajadores asaltados, con el anteriormente sustraído en Aspe.

Inmediatamente, los agentes del Área de Investigación de la Guardia Civil de Novelda, en colaboración con agentes del Área de Investigación de Aspe, iniciaron una serie de pesquisas para esclarecer los hechos.

Enseguida dieron con la identidad del presunto autor, un español de 55 años, vecino de Aspe. Al parecer, esta misma persona habría cometido otros diversos robos con intimidación, todos bajo el mismo modus operandi y utilizando el mismo coche sustraído.

Es el caso, por ejemplo, de un atraco cometido en Monóvar, al día siguiente, 10 de noviembre, en el que el autor accedió a una tienda de alimentación y, tras amenazar a los dos trabajadores allí presentes con agredirlos con un destornillador, consiguió sustraer de la caja 240 euros en efectivo.

De la misma forma, el 20 de noviembre se produjo un nuevo atraco, esta vez en un supermercado de Agost. También cuchillo en mano, el autor consiguió sustraer más de 400 euros en efectivo, tras amenazar a sus víctimas con matarlas, en caso de no obtener dinero alguno.

A esto hay que sumar la comisión de otros dos robos, ocurridos en Aspe el pasado verano de 2019, más concretamente en una bodega y en una droguería-perfumería.

Finalmente, el hombre fue localizado y detenido por los agentes investigadores, pasando a disposición del Juzgado de Instrucción núm. 3 de los de Novelda, por ser el presunto autor de un total de 5 delitos de robo con violencia e intimidación (con arma blanca) y 1 delito de robo o hurto de uso de vehículo.

El turismo utilizado por el detenido para cometer los diferentes robos fue encontrado en el barrio ilicitano de Los Palmerales, lugar donde el autor lo había dejado abandonado. El coche ya ha sido entregado por los agentes a sus legítimos propietarios.