Desde las 9 hasta las 11 de la mañana, hora en la que tendrá lugar el último pase, todos los asistentes que acudan podrán entrar a las instalaciones guiados por trabajadores a través de un recorrido de unas dos horas de duración en el que se podrá comprobar el proceso de producción de los diferentes productos de la firma.

Una fiesta familiar que durará hasta las dos del mediodía y en la que habrá colchonetas y talleres para niños vigilados por monitores, almuerzo para todos los asistentes cortesía del Restaurante Taberna del Cura e incluso un tren turístico que acercará a los visitantes a las distintas naves.

¿El punto de acceso? La entrada a las oficinas centrales.

Un acontecimiento inolvidable para toda la familia.