El lunes 11 de febrero fallecía, un hombre vecino de Sax de 50 años de edad, al ser arrollado por un Talgo que cubría el trayecto Barcelona-Alicante, y que sobre las 16:45 horas pasaba por la zona del paraje el Chorrillo, entre Sax y Elda.

El tren permaneció parado hasta las 19:00 horas causando retrasos en los trenes de larga distancia y cercanías. El cuerpo del hombre permaneció custodiado por dos patrullas de agentes, que comprobaron antes que la víctima había perdido la vida, y que era vecino de Sax, como reflejaba su DNI.

El hombre de 50 años que perdió la vida al ser arrollado por el tren portaba en sus ropas la documentación de su hijo de 17 años, lo que llevo a la confusión sobre la identidad de la víctima.