El Partido Popular publicó una nota de prensa llena de incongruencias, medias verdades, mentiras inconsistentes y falsas acusaciones hacia la exconcejal de Urbanismo en relación al Plan General. Todo ello es fruto de su precipitación ante la falta de conocimientos y experiencia, lo que demuestra imprudencia y temeridad ante temas de una enorme trascendencia para nuestro pueblo. Harían bien en reflexionar y tomarse las cosas con más tranquilidad, así como tomarse tiempo para meditar sus escritos y actuar como gobierno y no como oposición de la oposición.

Parece que la anterior contestación desde el Grupo Socialista al Equipo de Gobierno ha hecho mucho daño.

Las acusaciones que se vierten sobre nuestra Portavoz y exconcejal de Urbanismo son, además de muy graves e irresponsables, falacias y mentiras que sólo pueden ser vertidas por un partido con mucha diligencia en la marrullería, sin embargo, es obvio que en nuestro Consistorio carecen de experiencia en lo que a gobierno y a hacer política se refiere. Ya que hablamos de errores (les encanta resaltar la paja en el ojo ajeno pero no ven la viga en el propio) vamos a ver los cometidos por quién redactó esa nota la cual está dedicada a nuestra Portavoz y que, estamos contemplando la posibilidad de tomar medidas legales contra quienes la han escrito dadas las graves insinuaciones que vierten contra ella y que dañan la integridad moral y ética de su imagen pública.

Comenzamos con la primera parte de esta nota. Vamos a achacarla a la falta de pericia y a la ignorancia en lo que a tramitación de expedientes se refiere, ya que el redactor o redactora de la nota indica que los informes son negativos y que faltaban dos informes clave: el del técnico de administración general y el de secretaría. ¿Faltaban, cuándo? ¿En qué fecha? Porque en el expediente sí constan los dos informes de esos dos técnicos, emitidos previamente a la aprobación de la versión preliminar del Plan General, el año pasado, ya que nuestra compañera sí que trabajó duro para poder coordinar y gestionar a todos los técnicos y llegar a tiempo para cumplir plazos.

Lógicamente, como el Plan debía pasar de nuevo por Pleno, debe ser informado de nuevo por todos los técnicos competentes en la materia pero ¿ese paso también era responsabilidad de la anterior concejala? ¿O era del actual Equipo? Como ya dijimos en nuestra anterior nota, nuestra compañera dejó una propuesta preparada para iniciar los trámites, y es en este punto cuando se denota, de nuevo, la falta de conocimiento en la tramitación de  expedientes administrativos. Vamos a explicarlo para que no vuelva a ocurrir y así nuestros actuales munícipes no cometan errores tan graves como este: primero el concejal/a del área firma una propuesta dónde se describe todo lo que necesita (qué informes, quienes deben informar, sobre qué…) y esta propuesta será elevada a Alcaldía para que emita Providencia dónde se dará la verdadera orden de emisión de informes. Este paso (la Providencia), se podía haber realizado ya el mismo día 17 de junio (puesto que la propuesta de la concejalía ya estaba hecha). Sin embargo, se realiza más de un mes más tarde (a finales de julio), por lo que se pierde un tiempo precioso.

Vamos a recordar una lección de primero de Política Municipal: cuando se hereda un expediente en trámite, lo normal es intentar terminarlo de la mejor forma posible y asumir las responsabilidades que nos tocan, pero claro, para esto hay que tener una base política y a la vista está que no es así, utilizando a los técnicos como escudo y arma arrojadiza, diciendo mentiras. Mentiras porque no es cierto, tal y como afirma el PP, que no fueran partícipes del Plan, de hecho, dentro de la Propuesta de Plan hay sugerencias e ideas de los mismos técnicos, como bolsas de suelo industrial en zonas estratégicas del municipio, la reconfiguración de la protección del suelo no urbanizable o los usos permitidos en éste. Claro está, para conocer estos detalles hay que conocer el Plan en profundidad, cosa que el PP no ha hecho pese a tener el documento más de un año y así lo reconoce la propia alcaldesa en “petit comité”, al igual que echar por tierra el Plan pese a que en público lo defienda para quedar bien ante los ciudadanos.

Respecto al supuesto retraso, ya fue explicado en la anterior nota y así consta en el expediente, solo es necesario consultarlo para ver que el último informe sectorial fue recibido el 4 de junio. Y ya que hablamos de informes sectoriales, hay que aclararle al PP que todos los informes sectoriales son sugerencias y recomendaciones de todas las administraciones públicas y se hacen para que se adapte el Plan a lo que cada Sectorial necesita, no son informes negativos siempre y cuando el Plan sea adaptado. De nuevo lo achacaremos a su ignorancia sobre el tema.

Y para terminar decir que el único interés que ha tenido nuestra compañera y el Partido Socialista es el de conseguir el primer Plan General de Sax. En el último párrafo de su nota, el Partido Popular insinúa que Irene Jiménez podría tener intereses en que “los técnicos municipales no participasen de la elaboración y redacción del Plan General”.

Es muy grave sugerir que Irene Jiménez tenía intereses ocultos. Además, desde estas líneas ya hemos dejado claro que los técnicos municipales SÍ participaron activamente en la elaboración del Plan General. Por tanto, exigimos una disculpa pública hacia nuestra compañera. Si quieren acusar de algo tan grave como lo que sugieren (intereses ocultos) deben hacerlo con pruebas. Mientras tanto, como ya hemos dicho, estudiaremos las medidas legales necesarias para que la imagen de nuestra compañera sea defendida.

El Partido Popular está intentando con todo este juego sucio, desviar la atención de lo verdaderamente importante y grave: que Sax puede perder la oportunidad de tener un Plan General por la torpeza, ineptitud, nulidad e ignorancia de este Gobierno Municipal.