El equipo de gobierno de Sax, a través de la concejal de Urbanismo, ha mostrado sus carencias en la gestión de nuestro municipio. Reconocen que tras tres años, desde el 2016, no han conseguido que la urbanización de la calle Jamaica y sus adyacentes esté ejecutada.

Su incompetencia va a más, ya que en idéntica situación se encuentra la calle Villena y sus accesos por la entrada al municipio desde Castalla, donde no se refleja actuación alguna, salvo la de dejar casi incomunicadas a las industrias allí ubicadas.La única solución que tiene la eficacia, aptitud e iniciativa de este equipo de vergüenza representado por la Concejal de Urbanismo, Irene Jiménez, es la de no asumir sus responsabilidades y culpar de sus limitaciones a todos los demás.

Le recordamos a esta concejala que es obligación de los ayuntamientos la planificación, urbanización, ejecución de obras y mantenimiento de las calles de su municipio, y que en este caso, la Diputación te ayuda económicamente a través de inversiones que están sujetas a unas condiciones.

Lo sucedido aquí ha sido solicitar una subvención con deficiencias en su solicitud y tramitación que se han tenido que corregir sobre la marcha y culpabilizar a quien te va a ayudar a costear las obras de tus errores.Lo cierto y verdad es que desde hace 3 años se han dedicado a vender humo con su gestión y a la hora de la verdad, por parte de esta concejala la única iniciativa es la de quejarse y culpar a otros de sus errores y carencias.

Será un gobierno del Partido Popular de Sax quien realice la urbanización de la calle Jamaica y sus adyacentes y será el mismo gobierno del Partido Popular quien soluciones el caótico estado en el que se encuentran las comunicaciones viales y urbanización de la calle Villena y sus adyacentes, en una apuesta clara por los vecinos de Sax y sus empresas.