Desde el centro al que asisten casi 600 alumnos de las poblaciones de Sax y Salinas, unos 50 docentes así como el personal administrativo y de servicios, consideran que es un problema causado por un error por parte de la lentitud de resolución de la propia Administración y que por esta razón no deberían cargar con las consecuencias negativas del mismo. Así pues, demandan que se lleve a cabo el proceso de licitación en un corto espacio de tiempo. Por su parte, seguirán protestando todos los miércoles durante el recreo hasta que reciban una respuesta positiva de la Administración.

El director del IES Pascual Carrión de Sax, Emili Hernández, afirma que este servicio es necesario porque el centro se encuentra ubicado a las afueras de la población, lejos de cualquier servicio de hostelería, y porque los alumnos deben permanecer en el interior de las instalaciones.Los pasados miércoles 30 de octubre y 6 de noviembre este el Instituto Pascual Carrión de Sax alzó la voz para poner de manifiesto su descontento por el cierre inminente de la cantina. Toda la comunidad educativa al completo, familiares y representantes del consistorio municipal se concentraron durante el recreo con pancartas y mensajes reivindicativos destinados a la Dirección Territorial de Educación de Alicante para exigir que se solucione el problema administrativo que al final y, como no podía ser de otra manera, sufrirán los alumnos y alumnas, sus familias y los profesores y profesoras.Este servicio, aunque no es absolutamente imprescindible, ayuda al buen funcionamiento de los centros, sobre todo si éstos se encuentran a las afueras del municipio como es el caso del instituto de Sax. Actualmente no se permite la salida del centro a los alumnos menores de 18 años, por lo tanto, supone un problema la demanda constante de los alumnos de salir del centro para comprar el desayuno u otras necesidades básicas que proporciona la cantina