La alcaldesa afirmó en el pleno del día 18 de julio de este año que se solicitó la subvención para las obras del Castillo nada más entrar a gobernar, añadiendo que de no ser así se hubiera perdido.

Sin embargo, en el pleno del 19 de noviembre, una vez perdida la subvención, la propia alcaldesa afirma que fue por falta de tiempo para realizar las obras por lo que se rechazó. Falso. Tuvieron más de dos meses para hacerla y la rechazaron. No era por eso, sino porque la pidieron si tener dinero retenido.

No es bueno hacer creer a la población que, por el hecho de pedir una subvención, siempre nos la conceden. En muchas ocasiones no es así.

En el Pleno Ordinario celebrado el pasado jueves, la portavoz socialista volvió a preguntar a la alcaldesa y al concejal delegado José Antolín, ya que se han advertido incongruencias y falsas afirmaciones que fueron recogidas en las correspondientes actas de los Plenos y que, con los documentos en la mano, nos hicieron pensar que la alcaldesa y el concejal de Cultura no dijeron la verdad a los sajeños sobre la renuncia a esta subvención.Según recoge el acta del día 19 de noviembre de 2019, cuando el Grupo Municipal Socialista preguntó el porqué de la renuncia a esta subvención, contestó (tal y como recoge el acta de la sesión) que “la subvención se otorgó para que en un plazo de 15 días se hicieran todos los trámites, lo que resultaba imposible de cumplir”. Sin embargo, después de examinar la convocatoria de la subvención, así como las resoluciones publicadas por la Conselleria de

Patrimonio, podemos decir que la alcaldesa faltó a la verdad, ya que el plazo de justificación y terminación de las obras, en un primer momento, era de 26 días desde que se resolvió la subvención (hasta el 31 de octubre de 2019) sin embargo la Conselleria amplió este plazo hasta el 5 de diciembre de 2019. Por lo tanto, no era cierto que sólo tuviesen 15 días. Y nos preguntamos por qué rechazaron la subvención y no dijeron la verdad ante las preguntas de la

Portavoz Socialista. Pues porque lo que realmente intentaban esconder era una gestión chapucera de esta subvención, solicitada sin PARTIDA PRESUPUESTARIA -requisito IMPRESCINDIBLE en este tipo de subvenciones tal y como les advirtió nuestra portavoz en el Pleno Ordinario de Julio.

Esto supone una tremenda irresponsabilidad y puede suponer el “cabreo” por parte de Conselleria al ver que un proyecto ya preparado y con el permiso correspondiente por parte de Patrimonio (por el que la anterior concejala, y ahora portavoz del PSOE, luchó y presionó) lo rechazan sin ningún miramiento y encima tirando balones fuera, sin asumir responsabilidades y echando las culpas al Grupo Socialista de que no hubiera partida presupuestaria ¿Hasta de las gestiones en que no hemos intervenido somos responsables? Ridículo.

Por lo tanto, por postureo político y tratando de ocultar la negligencia de este gobierno municipal, Sax pierde la oportunidad de disponer de más de 25.000€ de la Consellería de Patrimonio, para solucionar los problemas de humedades de la torre más importante y dañada de nuestro Castillo.