La donación de sangre es una necesidad social. Para abastecer las necesidades de nuestra Comunidad son necesarias unas 40 donaciones por cada 1000 habitantes y año. Desarrollar esta solidaria iniciativa que mensualmente se lleva a cabo en nuestra localidad, incrementara y repondrá las reservas de sangre, que se precisan para salvar vidas, por ello es importante que tanto los que ya son donantes como aquellos que todavía no lo son se animen a participar, este viernes 20 de septiembre en horario de 16:30 a 20:30 horas.

Es fundamental recordar que los requisitos mínimos que debe cumplir todo donante de sangre son: tener entre 18 y 65 años, pesar más de 50 kilos. Nos recuerdan que durante las 24 horas anteriores a la donación hay que procurar tomar más líquidos de lo habitual. No debemos acudir en ayunas. La donación de sangre es un acto solidario, sencillo, seguro, nada doloroso y asistido por profesionales especializados en todo momento. Nosotros no corremos ningún riesgo, pero para los enfermos puede suponer avanzar en su proceso de curación.

Por el momento, la sangre no se puede fabricar y sólo se puede obtener de las donaciones altruistas de las personas. De cada donación de sangre se obtienen tres componentes sanguíneos diferentes (hematíes, plasma y plaquetas) con aplicaciones propias y ayudamos hasta a tres enfermos distintos. Los hombres pueden donar hasta 4 veces al año y las mujeres 3, siempre y cuando se respete el intervalo mínimo de dos meses entre donaciones.

Este principio tiene como fin principal aumentar la seguridad transfusional de la sangre que vamos a transfundir. Hay tres motivos muy importantes para donar: la sangre no se puede fabricar.  Sólo se puede obtener de donantes como usted. La sangre es imprescindible para operaciones y urgencias. La sangre caduca, y no se puede almacenar por un tiempo indefinido.

Hay que contar que en estas fechas las donaciones han sido muy positivas, un total éxito de convocatoria, aun así, la demanda continúa en la necesidad de esas 250 unidades diarias.