La anterior concejala de Urbanismo y hoy portavoz del Grupo Socialista ha declarado que dejó “mascao” la tramitación del Plan General de Ordenación Urbana, y es cierto “mascao” y con la boca abierta, como acostumbran, con los informes técnicos negativos y sin la emisión de los dos más importantes: el del Técnico de Administración General y el de Secretaría.

La concejala Irene Jiménez intenta dejar de mascar y ponerse de perfil al decir que no le han permitido demostrar que sí se podría haber tramitado el expediente. ¿Con los informes técnicos en contra? ¿Con la ausencia de los dos informes más importantes como son el de Administración y el de Secretaría? Naturalmente que se podría haber aprobado, pero a su manera: con los informes en contra, sin informe de legalidad ni de viabilidad.

La concejala Irene Jiménez tendría que explicar por qué motivo los técnicos municipales no ha participado en la elaboración del Plan General de Ordenación Urbana, cuál es el motivo que determinó que no participasen, por qué se tomó la decisión que apartó a nuestros técnicos de la elaboración y redacción del documento estratégico más importante del municipio. O por qué el Ayuntamiento de Sax debía tramitar un documento estratégico con informes contrarios en planificación urbanística, medioambiental, energética, económica…

Pero lo primero que la concejala Irene Jiménez tiene que explicar es por qué un documento que tendría que estar en marzo presentado en el Registro General del Ayuntamiento de Sax se entregó el 12 y 13 de junio. Tendría que explicar por qué no hay constancia en el expediente ni un solo requerimiento a la empresa para que cumpliese con los plazos establecidos en el pliego de contratación; por qué no hay constancia de ningún requerimiento o exhortó a la empresa advirtiendo de la caducidad de los plazos de entrega.

La concejal Irene Jiménez no puede ponerse de perfil en este asunto, porque la siguiente pregunta qué debe aclarar es qué intereses le movieron a aceptar el incumplimiento de los plazos por parte de la empresa; qué interés tenía para que los técnicos municipales no participarán de la elaboración y redacción del Plan General de Ordenación Urbana.