Sax y Alagón, dos pueblos alejados por casi 500 kilómetros de distancia, viven cada año la celebración del hermanamiento una cita que ambos pueblos llevan dentro del corazón, ya hace más de 50 años de esta efeméride que comenzó apoyándose en el mismo hecho histórico por el que después se crearía la Comparsa, el fallecimiento de Don Artal de Alagón en Sax.

En el año 1965 los pueblos de Sax y Alagón comienzan uno de los hermanamientos entre poblaciones más importante de España.  La intensidad de las relaciones entre los vecinos de uno y otro pueblo es tal que todos los años se producen intercambios de visitas a las celebraciones patronales de uno y otro pueblo. Los actos más importantes se celebran cada cinco años, los acabados en 0 y en 5, las Fiestas de Moros y Cristianos se desplazan a Alagón, y el folclore aragonés se trae a Sax.

Tras la elaboración y publicación de un libro con la historia del hermanamiento, el consistorio de Alagón tras una propuesta de la Peña Sajeño Alagonesa ha decidido dedicar una calle a la Comparsa de Alagoneses, que será inaugurada el próximo mes de septiembre dentro de los actos enmarcados en las fiestas que la población de Alagón dedica a la Virgen del Castillo.Con esta inauguración se revivirán aquellos actos que se celebraban en el año 1971 durante las Fiestas en honor a la Virgen del Castillo de Alagón, donde la Comparsa de Alagoneses fue presentada oficialmente a nuestro pueblo hermano, participando en las mismas con desfiles, actos de arcabucería y otros actos que están recogidos “para memoria eterna” en la “I Crónica de los Caballeros Alagoneses” (Libro de Actas 1970-1971).

Esta comparsa se fundó en Sax para engrandecer las fiestas de Moros y Cristianos en honor a San Blas y como homenaje a D. Artal de Alagón, que encontró la muerte en Sax en la primavera de 1239, durante la primera escaramuza entre moros y cristianos de nuestro pueblo, guiando a las tropas del Vizconde de Cardona, y motivo de hermanamiento entre la villa de Sax y la villa de Alagón en 1965.