El Palacio Provincial acoge este fin de semana el tradicional Maratón de Donación de Sangre de la Diputación de Alicante que, en su decimoséptima edición, pretende superar la cifra de 300 donaciones. El diputado de Bienestar de las Persona, Miguel Zaragoza, la jefa de Servicio del Centro de Transfusión de Alicante, Mabel Ortiz, y la responsable del Servicio de Promoción, Francisca Ferrer, han presentado todos los detalles de esta iniciativa solidaria que se llevará a cabo el viernes 17 de noviembre de 16:00 a 21:00 horas y el sábado día 18 de 9:00 a 14:00 horas y de 16:00 a 21:00 horas.

Zaragoza ha manifestado que “donar sangre nos beneficia a todos. Por ello, debemos conseguir que este gesto no sea algo extraordinario cuando ocurre una emergencia o se hace un llamamiento puntual, sino que tiene que ser un acto periódico para poder mantener las cantidades que necesita el sistema sanitario”. Asimismo, el diputado ha aprovechado su intervención para hacer un llamamiento a la generosidad y sensibilidad de toda la sociedad alicantina, especialmente de los más jóvenes, para que participen en esta propuesta altruista que “supone un orgullo y un motivo de satisfacción para quien la lleva a cabo”.

Como es habitual, el maratón contará con un amplio equipo de profesionales sanitarios compuesto por médicos, enfermeros y celadores que se encargarán de que las donaciones se realicen con fluidez, seguridad y en óptimas condiciones.

Las personas que se acerquen a donar sangre al Palacio Provincial recibirán como obsequio una taza del donante y participarán en diversos sorteos que incluyen entradas para el MARQ y el ADDA, así como lotes de productos por cortesía del Patronato Costa Blanca.

Por su parte, Mabel Ortiz ha destacado que “el Maratón de Donación de Sangre de la Diputación de Alicante es muy especial para nosotros, no sólo por la cantidad de gente que en él participa, sino también porque se trata de una iniciativa que difunde muy bien las necesidades de donar que existen en nuestra provincia”.

En 2015 y 2016 hubo más de 300 personas que se presentaron para donar sangre y este año esperamos que, por lo menos, podamos repetir este gran éxito”, ha añadido la jefa de Servicio del Centro de Transfusión de Alicante.

Los requisitos para ser donante de sangre son tener entre 18 y 65 años, pesar más de 50 kilos y gozar de buena salud. Además, los voluntarios deberán acudir con su DNI, sin estar en ayunas y habiendo bebido abundantes líquidos para mantener una adecuada hidratación.

Finalmente, Francisca Ferrer ha insistido en la inmensa satisfacción que produce para las personas donar sangre, “un acto muy sencillo que, sin embargo, permite salvar la vida de tres personas”.