Se trata de un espacio grupal donde se estimula nuestra capacidad de reír, mediante el uso de dinámicas de grupo, juegos, entre otras técnicas con el objetivo de conseguir una mejora en nuestro bienestar físico y psicológico. Este curso se lleva a cabo el viernes 13 de julio y es el final o cierre de antes del verano del grupo de acompañamiento terapéutico que se inició en Abril donde se ha tratado la gestión de las emociones, la escucha al cuerpo y la observación de la mente y que volverá  de manera quincenal en septiembre.

La psicóloga Mari Luz Vercher, animará a los participantes a iniciar las actividades prácticas. Juegos, música, globos… todo ello con el objetivo de hacer reír a carcajadas a todos los asistentes y realizar un breve repaso por los conceptos básicos de la psicología cognitiva y cómo de ella han emergido los recientes estudios que han dado paso a la psicología positiva y, en consecuencia, a la puesta en marcha de terapias como la Risoterapia. La risa tiende a producir beneficios mentales y emocionales, produce una mejor calidad de vida y actúa como medicina preventiva.

El taller, pretende favorecer un espacio de encuentro y  participación  en el que  las personas participantes se sientan relajadas, sonrientes y felices, dejando por un momento sus problemas e intentando mejorar su día a día con una sonrisa.