Por sectores más afectados por el paro, son en servicios 436, industria 351, sin actividad económica 120, construcción 55 y agricultura 30, sumando 992  los desempleados, entre los que 569 son mayores de 45 años, 341 de edades entre 26 y 44 años, y los menores de 26 años completan con 82 el número total de desempleados. Tanto por sectores, y edades el desempleo femenino es superior al masculino.

Por género, en este mes de noviembre ha subido el desempleo masculino en 13 personas y el femenino por el contrario ha bajado en 1 desempleada, situándose la tasa femenina en 624 más elevada que el sector masculino donde la tasa de paro se sitúa en 368. Se insiste desde las instituciones en conseguir que la igualdad entre mujeres y hombres en el ámbito laboral y social sea un hecho, debemos seguir insistiendo en que la desigualdad que hay entre los dos géneros sea menor y que la brecha salarial disminuye y sea una realidad. Con estos datos se sigue demostrando el carácter estacional y precario de nuestro mercado de trabajo, situando la tasa en el municipio en 992 personas

Con estos datos se advierte de que como suele ocurrir en el mes de noviembre, un mes estacional, se debería de haber  producido un descenso en el desempleo de cara al inicio de la campaña navideña, lo que no ha existido,  sino que ha sido al revés, la subida del paro en la localidad ha sido de 11 personas, alcanzando los 992 desempleados, por ello se sigue insistiendo en la necesidad de mejorar la calidad del empleo, de manera que sea más estable y más productivo. Eso implica la necesidad de deroguen las últimas reformas laborales, que solo han contribuido a elevar la precariedad del empleo y a hacerlo menos eficiente, además de contribuir decisivamente a elevar la desigualdad y los niveles de pobreza y exclusión social.

Por ello es necesario la solidaridad, y mostrar la verdadera cara de las empresas, que dan más horas a sus trabajadores, en vez de dar trabajo a las familias que cada dia son mas las que no pueden llegar a final de mes, pues son la mayoría de ellos los que engordan las listas del paro, y por supuesto algunos de ellos ya  no reciben ninguno de los subsidios. El desempleo esconde una elevada precariedad y parcialidad debido al tipo de empleos que se están creando, fundamentalmente temporales y a tiempo parcial –la mayoría involuntarios-, con remuneraciones más bajas