El pasado domingo 12 de noviembre se celebró la entrega de los galardones Pro Ecclesia Diocesanas 2017, en el Salón de Actos del Obispado. Un acto muy emotivo y numeroso presidido por el obispo diocesano, monseñor Jesús Murgui y amenizado por el Coro Diocesano. Este año las distinciones recayeron  en 13 personas, 9 mujeres y 4 hombres. De todos ellos llama la atención su dedicación, en la mayoría de casos durante toda una vida, al bien de la comunidad y al trabajo por ayudar a los demás. Algunos de ellos son sacristanes o catequistas que han dedicado mucho de su tiempo y esfuerzo a la vida parroquial y otros han mostrado un gran compromiso con la sociedad y la Iglesia de Orihuela-Alicante desde diferentes movimientos, delegaciones, colegios o instituciones. En esta ocasión procedentes de las localidades de Torrevieja, Elche, Montesinos, Villajoyosa, San Miguel de Salinas, Orihuela, Novelda, Elda, Alicante y Sax, con los fieles sajeños, Vicente Palao Hernández María del Carmen Clement  Coloma. 

Vicente Palao Hernández, de la parroquia Nuestra Señora de la Asunción de Sax, 59 años, padre de dos hijas y abuelo de un nieto. Siempre al servicio de la parroquia, siendo un gran colaborador en las actividades parroquiales y litúrgicas ejerciendo como ministro extraordinario de la Comunión. Desde muy joven colabora con el coro parroquial. Se encarga del mantenimiento del templo. Además, es responsable de la organización de todo tipo de procesiones a lo largo del año litúrgico.

María del Carmen Clement  Coloma, de la parroquia Nuestra Señora de la Asunción de Sax, colabora desde hace más de 30 años en la parroquia, destacando su amabilidad, alegría y entrega callada. Entre sus labores a lo largo de los años destaca el ser una de las primeras visitadoras a enfermos ayudando a todos y cada uno de los sacerdotes que han pasado por la parroquia. Ha sido promotora y continuadora de los grupos de oración. Continúa colaborando activamente en la parroquia para todo lo que se la precisa de una forma callada y alegre.

Asi mismo, completan las distinciones, Maribel Vallejos Planelles, de la parroquia Inmaculada Concepción de Torrevieja; María del Carmen Martínez Romero, de la parroquia del Espíritu Santo de Elche; Natividad Sáez Martínez, de la parroquia San Miguel de San Miguel de Salinas; José Antonio Grau Ortega y María Jesús Gea Hernández, de la parroquia de San Vicente Ferrer de Orihuela; María Josefa Pizana Vallejos, de la parroquia Ntra. Sra. del Pilar de Los Montesinos; Ovidio Ciria Lapuerta, Hospitalidad Diocesana Ntra. Sra. de Lourdes; Mariana  Galiana Vaello, de la parroquia Ntra. Sra. de la Asunción de Villajoyosa; Francisca López Marín, de la parroquia San José Obrero de Elda y Margarita Abad Boix, Cursillos de Cristiandad.

Son las llamadas “Insignias Pro Ecclesia Diocesana” y han sido creadas por la Diócesis de Orihuela-Alicante para reconocer el servicio pastoral que algunas personas han prestado y prestan a la sociedad y a la Iglesia Diocesana de Orihuela-Alicante. Se trata de una iniciativa que se puso en marcha por primera vez en el año 2009 y que se ha convertido desde entonces en una cita anual con la que premiar la labor de algunas de las personas más destacadas de la Diócesis por su trabajo desinteresado y voluntario día tras día.