“Espero que este Pacto Provincial tenga eco nacional y sea un ejemplo para que haya un Pacto Nacional del Agua donde las distintas fuerzas políticas se comprometan a solucionar los problemas hídricos que tiene el sureste español”, ha indicado el Presidente de la diputación de Alicante, quien ha añadido que “España no necesita agua, sino redistribuir bien la que tiene, y para ello hacen falta infraestructuras, compromiso, generosidad y que todos los partidos aparquemos el debate político y pensemos en las personas y no sólo en los territorios”, ha indicado Sánchez.

En este sentido, el dirigente provincial ha mostrado su indignación por el hecho de que la crecida del Ebro haya provocado que se vierta al mar en las últimas semanas “lo que aproximadamente necesita la provincia de Alicante para regar dos años”.

Con respecto al Pacto Provincial del Agua, el mismo plantea distintas propuestas para hacer frente al déficit estructural hídrico que sufre nuestro territorio y atender las necesidades de la demanda. “Este pacto es un ejemplo para toda España, fruto del acuerdo, el consenso y la corresponsabilidad”, ha reiterado Sánchez, quien ha resaltado que Alicante es la primera provincia española que suscribe un acuerdo de estas características al que se suman distintas formaciones políticas y todos los sectores que dependen de un recurso tan esencial como es el agua. “Hoy transmitimos una imagen de responsabilidad a los regantes y a los sectores industriales y turísticos que necesitan agua, así como al conjunto de la provincia y mostramos que en los temas importantes la política se deja de lado y nos preocupamos por solucionar los problemas de los ciudadanos”, ha insistido.

El presidente ha detallado que el documento conlleva la ejecución de distintas infraestructuras de agua por parte de la Diputación y ha destacado, al respecto, que el Gobierno Provincial ha invertido en lo que va de legislatura cerca de 30 millones de euros en este tipo de actuaciones. “Ademas, nos permitirá también presentarnos ante otras instituciones como el Consell o el Gobierno Central para pedir más inversiones”, ha apuntado.

El pacto, alcanzado recientemente en el seno de la comisión creada a tal efecto y auspiciada por la Diputación de Alicante, ha sido aprobado por unanimidad esta misma mañana por la Comisión Técnica del Agua y ratificado, posteriormente, por la Mesa del Agua antes de su firma.

El documento recoge relativos a déficit hídrico, abastecimiento, regadíos, trasvase Tajo-Segura, conexión Júcar-Vinalopó, sobreexplotación de acuíferos, desalación, depuración y reutilización, ahorro y eficiencia, sostenibilidad económica y costes, infraestructuras, nuevas conexiones intercuencas, reformas legislativas, cesión de derechos, gestión de recursos y, finalmente, innovación e investigación