Por ello los días 1,2 y 3 de junio, la Sala de eventos de la Mayordomía de San Blas acogerá la exposición fotográfica, titulada  “Camino al Centenario”, un pequeño recorrido por los casi 100 años de las Hermanas Carmelitas en Sax, que se cumplirán el próximo 17 de septiembre de 2019. Siendo en aquella época las Hermanas que habían de componer la Comunidad de esta fundación; Hna. Dorotea, Hna. Victoria Gilabert, Hna. Elvira Molina, Hna. Guadalupe Doménech y Hna. Celina Llin. La primera superiora fue la Madre Josefa.

Se trata de una pequeña muestra de 30 fotografías que recogen momentos importantes y también momentos cotidianos en el transcurso de estos 100 años de presencia Carmelita en nuestra población.  La muestra cuenta con fotos antiguas y también con fotos más actuales. Algunas de ellas son propiedad del archivo fotográfico del cole y otras han ido llegando a la secretaría del centro a través de particulares y antiguos alumnos que también quieren colaborar con su aportación.

Desde el centro educativo, Nuestra Señora del Carmen de Sax, su directora Raquel Gil, “esperamos a todo el pueblo de Sax para que pueda disfrutar de esta sencilla exposición en los días y el horario que se indica en el cartel y quién sabe si alguien, sin esperarlo, podrá localizarse entre las caras de las personas que componen alguna de las instantáneas” así como comunica que se están recopilando fotografías, documentos y cualquier detalle que pueda engrandecer el archivo y serán bienvenidos en la secretaría del colegio.

Una historia que está a punto de cumplir cien años; hubo la coexistencia de dos colegios carmelitas muy inmediatos, uno en la Colonia de Santa Eulalia, situado a 6 Km. de Sax y el de Sax, hasta el año 1920. La ubicación del colegio, tuvo como primer emplazamiento el de la C/ Mayor, en la llamada “Casa de la Inquisición”, como segundo, sería en la “Casa Santonja”. Pasaron después a ocupar “la Casa-Bodega de D. Juan Bautista Gaubert Vialatte”, situada en la misma calle.

Durante la guerra civil española, las religiosas abandonaron el Colegio, siendo ocupado por el Frente Popular. Terminada la contienda, regresaron al mismo, permaneciendo hasta el año 1944 y, bien por la precariedad que representaba el viejo local, bien por el deseo de su propietario de rescindir el contrato de alquiler, las Hermanas Carmelitas manifestaron la posibilidad de abandonar el pueblo de Sax si no se encontraba una solución a su ubicación pero don Andrés Valdés Alpañés, sajeño, terrateniente y descendiente de terratenientes ligados a Sax, Villena y Pinoso, licenciado en Derecho, educado en los principios religiosos y ligado sentimentalmente a la Orden Carmelita, no solo por ser el colegio donde se educaron sus hijos, sino por las constantes relaciones que su inmediata vecindad (vivía enfrente del colegio cuando estaba en la Casa-Bodega) le hacía mantener, intentó con éxito que esto no sucediera.